Seminario Teológico: Creciendo en carácter, conocimiento y ministerio

POR ANTONY PRADO SYLVA, RECTOR SEMINARIO TEOLOGICO

En sus inicios, el Seminario fue itinerante, comenzando en la ciudad de Valdivia en el año 1921, alternándose con la ciudad de Victoria. En tiempos de vacaciones se convocaba a los líderes de las iglesias para que accedieran a la capacitación bíblica. Con los esfuerzos del Reverendo Carlos LeFevre, el 20 de marzo de 1923, se fusionaron los estudiantes de Valdivia y Victoria, para comenzar juntos su año académico en las nuevas dependencias del Seminario. Las clases serían en la mañana y dejándose las tardes para que los estudiantes pudieran costear sus estudios y pensión.

Al transcurrir los años, el Seminario pudo extenderse a la Región Metropolitana en el año 1984, teniendo su primera graduación en el año 1989. El año 2003 fue el inicio formal de la sede Concepción, teniendo su primera graduación en el año 2006. De esta misma sede nace la extensión Maule en el año 2019, teniendo su primera graduación de diplomados el año 2020. 

Pero el Seminario Teológico Aliancista sigue avanzando y teniendo desafíos. Es así como ya estamos en las aperturas de las extensiones Norte y Sur, las cuales esperamos que a mediano plazo, puedan ser una sede para cada distrito. En medio del complejo panorama nacional y mundial, la tecnología ha abierto nuevas puertas y oportunidades para hacer posible que llevemos la educación bíblica formal, situándonos en diferentes lugares a nivel nacional y también a nivel internacional.

En plena celebración del centenario (1921-2021) queremos proyectar el futuro de la formación ministerial, pero hacerlo en el fundamento Cristológico que nos da la Palabra de Dios. Fortaleciendo un modelo educativo de formación integral que viene desde los primeros años de la institución, en relación a la formación de carácter, del conocimiento y del desarrollo ministerial.

Al cumplir los 100 años como Seminario, sólo queremos agradecer a Dios por el esfuerzo de hombres y mujeres que han hecho posible que esta casa de estudio, sea una de la más antigua de Latinoamérica, y que en las aulas de este seminario se hayan formado los ministros que han servido en el pasado, presente y futuro de nuestra amada Iglesia Nacional, y no sólo esto, sino también de otras iglesias hermanas.

Por esto y mucho, sólo a Dios sea la gloria.

Start typing and press Enter to search