La historia continúa: una reflexión sobre el futuro

POR PASTOR IVÁN FLORES, PRESIDENTE IGLESIA NACIONAL

Por 100 años, nuestro Seminario Teológico Alianza se ha comprometido en enseñar la verdad que se encuentra en las Escrituras. La Biblia es nuestro curso central de estudio, y cada palabra que ella contiene es útil para edificar el Cuerpo de Cristo (2ª Timoteo 3:16).

Durante las últimas diez décadas hemos capacitado a cientos de líderes, pastores y maestros de la Alianza y otras iglesias hermanas. Nuestra misión al prepararles ha ido más allá de las fronteras delimitadas por nuestras aulas. Intencionalmente, se ha capacitado a los creyentes para que conozcan las Escrituras detenidamente y permitan que ellas den frutos en sus vidas. El Seminario Teológico Alianza ha educado y preparado a los estudiantes para hacer una diferencia en sus comunidades y alrededor del mundo a través de estudios bíblicos intensivos y entrenamiento práctico en el ministerio. Desde los tiempos de su fundador, Misionero Carlos Lefevre, nuestra casa de estudios ha sido un camino donde los estudiantes han descubierto el lugar ministerial que Dios les ha dado.

Pensando en lo que ha ocurrido y en lo que sucederá se hace necesario mantener, equipar y fortalecer a nuestra Iglesia nacional desde nuestra casa de estudios, el Seminario Teológico Alianza, casa central y sedes regionales en las siguientes áreas.

Fortalecer el llamado vocacional

Destacamos, para la gloria de Dios, que el Seminario Teológico Alianza ha sido y es una excelente manera de perfeccionar a los que han obedecido el llamado del Señor, especialmente en la adquisición de la habilidades que les ha preparado como obreros aprobados. Para nuestro presente y futuro, anhelamos que en cada aula que el Seminario tenga, presencial o virtual, se escuchen los pensamientos e ideas de maestros que saben exactamente el camino de Dios, con profundo apego a la Palabra de poder; dándoles a los estudiantes la oportunidad de aprender algo nuevo y recordar principios importantes que pueden haberse olvidado. Que los consejos prácticos y relevantes puedan implementar y producir una gran y sana vitalidad espiritual, lo que les permitirá el crecimiento y definición de su llamado ministerial. ¡Que en cada estudiante se note que disfrutan de estar con Jesús y Su Palabra!

Perspectiva renovada

Nuestro presente se beneficia de una nueva perspectiva. Al cumplir 100 años es necesario examinarse y proyectarse para no estancarse y volverse obsoletos. El cambio siempre es provechoso, aunque muchas veces se resiste, evita que no se caiga en la trampa rutinaria de hacer lo mismo una y otra vez. Nuestra Iglesia nacional y local necesita ser inspirada con una perspectiva nueva que pueda proporcionar una inspiración ministerial, centrada en Cristo y en una vida espiritual profunda proveniente de nuestros principios y valores que como Seminario tenemos. Creemos que él puede brindar las oportunidades para escuchar nuevas perspectivas sobre los desafíos que los pastores y líderes pueden enfrentar hoy y en el futuro. ¡Que el Señor ayude a nuestro Seminario Teológico Alianza a tener una perspectiva renovada para las décadas que Él nos permita vivir!

Conexión e inspiración

Entonces, se hace prioritario, que para nuestro presente y futuro, nuestro Seminario conecte y reúna a los que el Señor está llamando, esa acción puede ser un soplo de aire fresco en la confirmación y equipamiento ministerial. Algunas de las relaciones más valiosas es considerar que desde nuestro pasado podemos influir al futuro, especialmente ese pasado de hombres y mujeres equipados con la verdad de Dios; tal vez con menos conexión tecnológica, pero eficientemente conectados con Dios. La Iglesia Nacional debe orar para que el Seminario impacte a quienes serán la siguiente generación ministerial en las iglesias del futuro, en Chile y el mundo. Todo esto requiere apoyo, responsabilidad, aliento y dirección sabia para conducir a nuevas oportunidades para la gloria de Dios. Además, se hace prioridad que el Seminario sea centrado en la Palabra y contextualizado con el hombre y mujer de hoy, así todos como Alianza Cristiana y Misionera aprenderemos y creceremos equilibradamente. Que sus egresados inspiren a los demás, ¡la Iglesia les necesita! Necesitamos a hombres y mujeres de la Palabra y con una lectura fresca de la realidad; gente que no le tema a nada, solo a Dios. 

Anticipando el futuro

No hay duda de que la preparación bíblico/teológica de alguien que ha sido llamado conlleva una gran responsabilidad, compromiso y entrega. Hay mucho que llevar a cabo en esa línea de trabajo. Incluso teniendo un buen equipo de maestros y docentes, el peso del liderazgo puede ser muy difícil. Por lo tanto, es esencial que nuestro Seminario Teológico Alianza se tome tiempo para llenar su pozo y nutrirse con una visión renovada proveniente de las fuentes del Señor. 

Que el nuevo camino que el Seminario Teológico Alianza inicia pueda ayudar a nuestra Iglesia Nacional a revitalizarse integralmente, académica y espiritualmente, para así enfrentar los desafíos que a menudo conlleva la preparación de personas para el ministerio. 

Start typing and press Enter to search