Covid 19 ¿Señal del último tiempo?

Una perspectiva bíblica de la pandemia

ESCRITO POR pastor Iván Flores H.

Desde el estallido de la pandemia de Coronavirus, muchas personas se están haciendo preguntas inquietantes: ¿Es este un juicio de Dios sobre la raza humana? ¿Es esto una señal del fin? ¿Habla la profecía bíblica al respecto?  Preguntas que incluso gente que no cree en Dios o en la Biblia están haciendo. De modo que abordaré lo que la Biblia tiene que decir acerca del papel que este virus o plaga pueden indicarnos y ubicarla como “señales del fin” en la profecía bíblica ¿Es la pandemia actual el gran evento que muchos han temido?

Plaga en el Antiguo Testamento

Entonces, ¿qué tiene que decir la Biblia sobre las enfermedades contagiosas o las pandemias? Para comenzar debemos señalar que en los relatos del Antiguo Testamento la palabra hebrea para identificar a una enfermedad contagiosa o pandemia es ‘dever’. Esta se menciona unas 50 veces. La raíz de la palabra en hebreo tiene el significado de “destruir”, con un significado extendido a “pestilencia” o “plaga”. Esta palabra no sólo se asocia con enfermedades contagiosas a nivel humano, a menudo se extiende a los animales; es la “enfermedad del ganado” de Éxodo 9:3.

La “pestilencia” en el Antiguo Testamento fue la consecuencia de la infidelidad de Israel a Dios. Cuando éste fue infiel a Dios, perdieron Su protección, con el resultado de la invación de enemigos en su tierra causando gran destrucción. En ese contexto encontramos repetidamente un trío espantoso: guerra, hambre y pestilencia (Levítico 26:25; Jeremías 24:10; Ezequiel 14:12-21). El punto importante para nosotros, al preguntarnos sobre el significado de nuestra situación actual, es que la enfermedad contagiosa no se presenta en estos contextos como un castigo activo de Dios, sino más bien como la consecuencia de la desobediencia, que resulta en una pérdida de la protección de Dios (Jeremías 27:13; 32:14; 34:17; 38:2). Visto así las pandemias no necesariamente vienen porque Dios esté enojado con la gente, ellas son las consecuencias naturales de la insensatez y rebelión humana.

Plaga en el Nuevo Testamento

En el Nuevo Testamento se relata muy poco sobre las enfermedades contagiosas. El relato de Lucas 21:11 asocia la pestilencia (griego: loimos, loimoi) con terremotos, hambrunas y señales celestiales que ocurrirían en el momento de la destrucción de Jerusalén. Pero la palabra no se encuentra en la parte de Lucas 21 que se refiere a al fin del mundo (Lucas 21:25-28).

Algunas versiones de la Biblia se refieren a la “pestilencia” en Mateo 24:7, que es un texto paralelo a Lucas 21:11. Pero incluso si esta fuera una traducción precisa, Mateo 24: 8, nuevamente, no menciona la pestilencia como una característica del fin de los tiempos, más biene lo indica como parte del “comienzo de los dolores de parto”. Jesús vio la pestilencia como algo general en la experiencia humana, no como algo especialmente asociado con el final. 

Pero hay otra palabra griega que a menudo se traduce como “pestilencia”. Es thanatos, una palabra griega común relacionada a “muerte” y es la palabra habitual en la traducción griega antigua del Antiguo Testamento, para traducir dever . Entonces, la palabra griega para muerte en el momento en que se escribió el Nuevo Testamento puede tener connotaciones de “pestilencia o pandemia”. Thanatos se usa de esta manera tres veces en el libro de Apocalipsis: En Apocalipsis 2:23; 6:8; y, 16: 2

La tercera referencia a thanatos  es que la pestilencia es una de las consecuencias de la caída de “Babilonia” justo antes de la segunda venida de Jesús. Este texto no nos dice que Covid-19 sea una señal del fin; no hay suficiente información para ser tan específico. Pero sí indica, más que otros textos bíblicos, que es probable que las pandemias sean una característica del fin de los tiempos.

La breve conclusión de este estudio bíblico:

  1. Lo primero que podemos concluir es que la pandemia como tal no es una “señal del fin”. Para decirlo claramente, la profecía bíblica no indica que esta pandemia sea un elemento clave de las “señales del fin”, pero tampoco la podemos descarta como uno de los problemas del fin.
  2. En segundo lugar, la pandemia o epidemia no es un castigo directo y activo de Dios; es una consecuencia de la condición humana, a esto la Biblia lo llama pecado y rebelión contra Dios. En la medida en que la palabra “juicio” sea apropiada en una pandemia, es Dios permitiendo que la condición humana siga su curso y coseche sus consecuencias.

De todo lo señalado, si debemos estar conscientes que la vida es breve, y que todo está controlado por Dios, con fines y propósitos que Él conoce. Nosotros, solo debemos estar atentos a lo que sucede en nuestro entorno, levantando nuestras cabezas porque la redención final está cercana.

Start typing and press Enter to search