Ágape en los hogares cristianos

ENTREVISTA PASTOR MIGUEL ANGEL RIVERA, IGLESIA DE VILLARRICA

Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.

Hechos 5.42

El año 2020 pasó a la historia como uno de los más complejos, y en el que ha habido muchos cambios en cuanto a nuestra forma de vivir y desplazarnos, lo que ha abierto nuevas perspectivas incluso dentro de nuestras iglesias.  La Alianza en Villarrica no ha sido la excepción, ya que han implementado, desde antes de comenzar la pandemia, una nueva forma de realizar sus cultos de manera online, pero desarrollando un nuevo concepto: “el ágape en los hogares”. Para conocer más sobre esta iniciativa entrevistamos al pastor Miguel Ángel Rivera.

¿Qué es el ágape en los hogares cristianos? Y ¿Cómo describe este nuevo concepto? 

Antes de comprender qué es el ágape, debemos dejar claro que las iglesias del primer al tercer siglo, es decir, por 300 años tuvieron estructura y reuniones bastante distintas a lo que conocemos hoy como “ir a la iglesia”; en ese sentido, este concepto no es para nada nuevo, sino meramente olvidado u obviado. En las cartas de Pablo se enseña que la Iglesia era una familia formadas por familias que se reunían semanalmente para celebrar su nueva vida en Cristo, comer y manifestar el kerigma. Ir a la iglesia en “la congregación de las Iglesias Primitivas” no eran otra cosa sino reuniones de familias que compartían el gozo de la buena nueva de Jesús. El libro de Los Hechos nos relata que la iglesia se reunía para mantenerse en la comunión, el partimiento del pan, doctrina de los apóstoles y las oraciones.  

¿Cómo parte esta iniciativa? 

 Inicialmente contestando las siguientes preguntas: ¿Cómo era ir a la iglesia en el primer siglo? ¿Por qué las iglesias se expandieron tan rápidamente en los primeros 300 años? ¿Qué había en sus reuniones que trastornaron el mundo? Según hemos estudiado, la expansión espontánea de la Iglesia se debió a que cada casa/iglesia era un testimonio vivo tanto del amor de Jesús a través del Evangelio, como del amor de los cristianos hacia el prójimo; todo alrededor de una comida en sus casas, compartiendo las cosas comunes a cada uno (trabajo, desafíos, luchas, pruebas). 

Para nuestra iglesia era un desafío enorme ver cada mes, más y más personas llegando a conocer al Señor y querer unirse a la iglesia. Propusimos, basados en el estudio de la Palabra, que creyentes de diversos sectores o afinidades se unieran como familias, esto implicó que asumieran mucho más que una reunión de células o grupos pequeños, sino más bien, que comprendieran que en esencia, ellos debían ser como una iglesia en miniatura y experimentar el amor de Jesús a todo quien solicitara razón de ello. 

Actualmente vemos el fruto de esta iniciativa: familias que se han unido a los cristianos, a tal punto que ellos les acogen, aman, enseñan y los llevan en su camino de fe, presentándoles a Cristo y preparándolos para dar los siguientes pasos. Otro efecto singular, es el empoderamiento de los padres, en especial de los hombres, quienes han comprendido su rol en sus hogares, y lo vital que es, saber y enseñar la sana doctrina. Lógico que fue un desafío, pero hoy vemos hombres acompañando a sus hijos en el camino de la fe y la trasmisión del depósito. Un resultado emocionante es haber bautizado a unas 30 personas las que en su gran mayoría llegaron a esos ágapes por toda la ciudad. Mi tarea fue enseñarles la sana doctrina para que abrazaran el Evangelio, se bautizaran y decidieran seguir las enseñanzas del Señor. 

 ¿Cuáles son las razones por las cuales se realiza el ágape?

  • Esencialmente las razones son de vida de iglesia, edificación y evangelización: Los cristianos abren sus hogares.
  • Ellos comparten libremente su tiempo y sus posesiones.
  • Su fe y su actividad hogareña cambia su perspectiva, espíritu y prioridades de vida.
  • Las personas que llegan a sus hogares pueden oír y ver el evangelio en sus vidas.  El evangelio es bello y digno de seguir. 
  • Al oír las historias de vida que reflejan La Historia de Jesús, las personas pueden obtener respuestas a sus preguntas de la vida. 

La clave es Los unos a los otros.

¿En qué se basa específicamente el concepto de ágape en hogares?

El ágape es la reunión de los cristianos, no sólo el amor que sienten, sino como lo viven. Lo hacen como una familia. Específicamente el ágape es para orar, estar en comunión, proclamar a Cristo y amarse los unos a los otros, esperando su retorno. Esto es el ADN de un ágape, que es el ADN de las iglesias de Cristo. 

¿Por qué es tan importante el altar familiar en una vida cristiana? 

 Comprendo que el concepto de altar familiar es muy relevante a la hora de establecer un matrimonio y a sus hijos, tanto en la fe, en el evangelio, así como en la enseñanza; no obstante, éste queda corto pues solo se restringe a una familia. El ágape abarca a una familia mayor, a la que se une a otras familias para vivir su comunión en amor. En realidad, el altar familiar sería la base del ágape, porque adiestra a las familias individuales para vivir unida a los demás en ágape (comunión amorosa que es más que compañerismo solamente). 

Tal como se enseña en la sana doctrina, los padres tienen un rol fundamental en la familia cristiana. Si se comprende bien, esto transformaría generaciones completas. Si debemos dar base bíblica para que un hogar viva de esta manera, señalemos: Deuteronomio 6.1-9; Proverbios 1 y 3; Eclesiastés 12.11; Efesios 6.1-4; Colosenses 3.20-21 entre muchos otros que daría para otra entrevista. 

Nota: para mayor comprensión, pues adquirir los estudios “abrazando el evangelio, el bautismo y la enseñanza” y “Hogares-Iglesia, una familia de familias”, ambos del Pr. Miguel A. Rivera.

Start typing and press Enter to search