El 1 de Agosto de 1913 vio la luz "SALUD Y VIDA"

 

Dios no solo escogió a Enrique Weiss como el pionero aliancista en Chile, sino que lo preparó en todo sentido para la misión que se le encomendaba: la profesión de este piadoso joven era impresor. Su apostolado en Chile podía multiplicarse por centenas y millares con literatura que editaba y publicaba. A su llegada a Chile en 1987:

“Se encontró con un franco avivamiento y vio la necesidad de establecer una mayor cohesión y uniformidad de fe y disciplina entre los creyentes dispersos en las diversas colonias, tan distantes unas de otras, y que en esos tiempos solo se podían comunicar entre sí recorriendo largas distancias a caballo o a pie”

 

 

En noviembre de 1898 adquirió una imprenta y como ya sabía un poco de castellano empezó a trabajar entre los chilenos. Como no había literatura cristiana, comenzó a publicar un periódico denominado La Alianza, folleto semanal de cuatro páginas y luego de seis, que se distribuía gratis. Se usaba como tratado para propagar el evangelio.

 

Al trasladarse el misionero Weiss a Valdivia a mediados de 1899, aumentó considerablemente el tiraje de La Alianza y muchos otros tratados, por lo que Weiss construyó otra prensa de mayor capacidad, pero también de pedal. Debido a la persecución se vio obligado a cambiar dos veces el nombre de La Alianza, primero a la Verdad y después a La Esperanza, hasta que el 1 de Agosto de 1913 vio la luz SALUD Y VIDA.

 

Comenzó como una publicación mensual de 12 páginas, y el valor de suscripción ea de 1 peso al año. Así nació Salud y Vida, la revista que ha sobrevivido casi 100 años. En cuanto al nombre, el misionero Felpes recordó una conversación con Weiss, en la cual le dijo lo siguiente:

 

“Había pensando en el Señor Jesús como la gran fuente de vida y salud para nosotros que éramos peregrinos y advenedizos e estos valles de lágrimas y muerte. Pues no le quedaba otra cosa sino dar al recién nacido vocero el nombre de Salud y Vida”.

 

Nuestro medio oficial Salud y Vida, tuvo su mayor tiraje entre los años 1930 y 1956, con un tiraje superior a 5000 ejemplares mensuales.

 

Información extraída del libro “Desde el siglo y hasta el siglo Tú eres Dios” 1897-1997, 100 años de la ACyM en Chile